Sobre los Cánones

Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, en adelante RAE, alguna de las definiciones aceptadas para canon son:

  • «Cantidad abonada para compensar los perjuicios causados al medio ambiente por una instalación.»
  • «Cantidad periódica pagada a la Administración por el titular de una concesión demanial»

y quizá la más importante:

  • «Modelo de características perfectas»

No se si quien está leyendo este artículo, es consciente de lo que supone el canon establecido por la sociedad General de Autores de España, en adelante SGAE, sobre todos los soportes digitales. Nos canoniza a todos por igual con no se muy bien que fines —¿favorecer a los músicos noveles?—. Al contrario que en terminología eclesiástica, la canonización nos desciende al infierno, nos califica como ángeles caídos, sin más, por la vía del paga cabrón que me da igual para que los uses.

Dado que dicha asociación no pertenece a la Administración del Estado, se puede concluir que la pirata es ella. Parafraseando la definición del la RAE, pirata es aquella persona que, junto con otras de igual condición, se dedica al abordaje de compradores de soportes digitales, organizadores de fiestas, espectáculos y demás, en cualquier lugar, para robarle. Aplicando el mismo procedimiento al canon, cantidad abonada para compensar los perjuicios causados al buen ambiente por una institución, la SGAE.

Para colmo, ¿le parece normal que un músico deba pagar el canon por copia, de un soporte que acaba de comprar en la tienda y en el que grabará sus nuevas canciones inéditas?. Dicho de otro modo, el músico novel paga un canon por copia de algo que no existe y que además es de su propiedad intelectual.

Ahora bien, todo esto es entendible si hacemos caso al refranero español: «cree el ladrón que son todos de su condición»

Para más información y razones sobre el canon de los soportes digitales es interesante visitar las siguientes páginas:

Nosoypirata.com y Lobo gruñón

En las que podrás encontrar información legislativa detallada e iniciativas encaminadas a la supresión de una estafa manifiesta.

Relegando los asuntos musicales, reflexione sobre las siguientes cuestiones que le planteo:

  1. ¿Ha guardado su tesina en DVD o CD-ROM?
  2. ¿Y su tesis doctoral?
  3. ¿Ha guardado sus artículos científicos en los mencionados soportes?
  4. ¿Los ha fotocopiado?
  5. ¿Los ha compartido?
  6. ¿Ha hecho copias de seguridad en dichos soportes?
  7. ¿Ha desarrollado software GPL y lo distribuye?
  8. ¿Almacena las fotos y videos de su familia o amigos en los mencionados soportes?
  9. ¿Cree que la cultura debe ser accesible para todos? Dicho de otro modo, ¿está usted a favor de que existan Bibliotecas, Fonotecas y Filmotecas públicas?
  10. Si se paga el canon, ¿se convierte el derecho a copia privada o la descarga en algo legal?

Ya, para terminar, ¿deducen ustedes quién es el AntiCristo de la cultura?, ¿y el íncubo?, ¿y los súcubos?, ¿y los adláteres?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *